Hasta siempre, Briksdal

Creo firmemente que son los animales los que elijen a sus dueños, en vez de ser a la inversa. Igual que los hijos escogen a

La sonrisa del vagabundo

Salió de casa. Tenía que hacer la compra semanal y se dirigió al supermercado. Era muy temprano y acababan de abrir la tienda. Entró y